Entrevista con el arquitecto Enrique Álvarez-Sala

27 de septiembre de 2022

La sociedad ha experimentado en los últimos años un profundo cambio social, tecnológico y económico que nos ha llevado a caminar hacia modelos empresariales más sociales, sostenibles y responsables. Un cambio del que los edificios de oficinas no han quedado exentos.

La crisis del Covid-19 ha incrementado la demanda por activos que alcanzan los máximos estándares en cuanto a sostenibilidad, bienestar, tecnología, ubicación y calidad, y ha puesto de manifiesto tanto la necesidad de humanizar los espacios de trabajo, como la importancia de dicha humanización en la retención del talento en dichos espacios de trabajo.

La arquitectura y el diseño de Botánic, a cargo del prestigioso estudio de arquitectura Álvarez-Sala, ha tenido en cuenta todas esas premisas y se asienta sobre cuatro pilares fundamentales: sostenibilidad, salud, bienestar e innovación.

Álvarez-Sala ha dotado a Botánic de calidades óptimas, con bajo impacto ambiental, máxima flexibilidad y con los últimos avances en instalaciones y equipamientos, convirtiendo al edificio en un espacio de trabajo centrado en el bienestar para los inquilinos y la alta dotación de servicios.

Gracias a ello, Botánic es el único edificio de Madrid que, además de tener certificación energética Leed Platino y WELL GOLD y HEALTH & SAFETY, se concibe únicamente para el inquilino, y donde el uso de la tecnología se integra con los servicios y la naturaleza para dar lugar a un edificio único, diferente y sobresaliente en todos los aspectos respecto al resto de inmuebles de oficinas de su entorno.